Pex-Mex

Publicidad Exterior y Marketing Extremo

Archivar en la categoría “Nachos en mal estado”

Blackberry: A veces blanco, a veces negro.

Está claro que hay amantes de las Blackberry y amantes de los Iphone. Yo personalmente me decanto por Iphone, pero no entraré en detalles técnicos sobre cual de las dos marcas, en lo que a smartphones se refiere, es mejor.

Lo que a mi me importa es su comunicación publicitaria, y sobre todo en este post, la de Blackberry. Una comunicación, en mi opinión, a veces blanca, y otras veces muy negra.

Negra, porque como marca retadora ha llevado a cabo varias acciones en contra de la gran manzana. Podéis pensar que es algo normal, hay que intentar desbancar al líder. Y sí, lo es, pero no cuando estas acciones carecen de creatividad o acaban teniendo un efecto boomerang que impacta en tus propias narices.

Cuando hablo de acciones que carecen de creatividad, me refiero a la última campaña de street marketing que llevó a cabo RIM (Research In Motion), fabricante de Blackberry, llamada Wake up. Be Bold

Para mi, como acción de street marketing, deja mucho que desear por muchas razones.

La primera de ellas es que la acción en la calle se basa única y exclusivamente en generar ruido, barullo y no hay un objetivo claro al que dirigir el mensaje (si el objetivo del mensaje era los fans y defensores que había en la tienda de Apple, aún peor).

La segunda razón por la que no me parece una buena acción es porque el concepto con el que se muestra, pese a que es bueno, creo que no está 100% explotado y podría dar mucho más de si, pese a que es bueno, creo que no est.

Y la tercera razón, y última, es que la campaña, a parte de generar perplejidad por su rareza, también llevó a confusión entre los medios y muchos viandantes, ya que al verla pensaron que se trataba de una acción llevada a cabo por Samsung.

En definitiva, una campaña que no llega a los clientes potenciales de Blackberry, que no comunica un mensaje de marca que transmita sus valores (o transmite los equivocados), y por último, una acción que carece de creatividad y que únicamente será recordada por los aspectos negativos antes mencionados.

Sobre el efecto boomerang, no me extenderé. Sólo decir que hay que conocer muy bien no sólo a tu rival, sino también a sus defensores.

Campaña Shot Apple de Blackberry

Parodia defensores de Apple.

Podéis encontrar muchas más parodias en los videos de YouTube relacionados con este.

Sin duda, una comunicación muy negra la que ha estado llevando a cabo Blackberry como retadora de Apple. Pese a ello, y como amante de la comunicación de las marcas y la publicidad, creo que hay luz al final del túnel, creo que hay esperanza.

Digo que aún hay esperanza porque hace pocos días me topé con la nueva campaña integral de Blackberry, lo que os muestro es su formato en exterior:

 ¿Sigues al rebaño o a tu instinto?

¿Piensas diferente o actúas diferente?

¿Esperas a qué la oportunidad llame a tu puerta o golpeas a la puerta de las oportunidades?

Blackberry, ¡esto es otra cosa! Me gusta la campaña. Me gusta porque tiene un concepto, me gusta porque ataca con un objetivo a lograr, porque tiene que atacar. Lo hace de forma indirecta, con mucha personalidad y con un beneficio de compra para sus clientes potenciales (beneficio aspiracional). No ataca por herir, ataca para ganar.

Ya no sólo por el hecho de dejar de ser, y perdón por la expresión, un grano ridículo en el culo de Apple, sino porque intenta despertar una actitud en los consumidores, reflejar su personalidad sin complejos y comparaciones, y en definitiva, intenta ser ella misma.

En mi opinión, este es el camino que debe seguir. Con esta campaña muestra mayor madurez como marca, y es posible, que la luz al final del túnel ya no este tan lejos, y que quizás, la comunicación de Blackberry acabe siendo más veces blanca, que negra.

El mensaje publicitario sin contexto es basura.

Cuantas veces escuché en las clase de Fernando Villar, Eloísa Nos Aldás y Francisco Vellón que el contexto en el que comunicamos un mensaje es uno de los aspectos más importantes y ahora, viendo este anuncio en el metro de Londres, cuanto me acuerdo de ellos, y también, de lo gracioso que es sacar un mensaje de contexto o simplemente no adecuarse a él.

El mensaje viene a decir lo siguiente: “El periódico que estas leyendo es basura”

Yo la primera vez que lo leí me dije: ¿Esto es en serio? A esta pregunta hay que añadirle la carcajada marginada que me entró y que, por supuesto, mis compañeros desconocidos y guiris de trayecto no entendieron para nada.

Después de la carcajada individual, comencé a reflexionar. ¿Sería una acción de ambush marketing  de alguno de los periódicos ingleses hacía la competencia? Por ejemplo, The Sun contra The Guardian. ¿Sería una crítica a los periódicos gratuitos? Como por ejemplo Metro.

Pues no, en el momento en que me acerqué a hacer la foto, vi que el anunciante era el Ayuntamiento de Londres y su objetivo era comunicar y concienciar a los usuarios del transporte público de que los periódicos gratuitos que dan y se leen cada día durante el trayecto al trabajo no sólo es una buena forma de pasar el rato y mantenerse informado, sino que tras ser leídos se convierten en basura y no deben dejarse en el vagón sino tirarlos a la papelera.

Está claro que el usuario habitual del metro de Londres, por contexto, inmediatamente capta el mensaje y entiende a que se refiere el eslogan. Pero a aquellas personas, en las que me incluyo, que desconocen la situación, el contexto y leen por primera vez el mensaje (además solamente el eslogan) les puede producir una reacción diferente a la que se pretendía lograr.

En este caso, y a mi personalmente, la reacción que me produjo fue una carcajada que sólo comprendí yo, pero que me alegro el trayecto a la academia y además me ayudo a escribir este post.

“The post you’re reading is “la caña”, ¡compártelo!”  xD

Cómo reconvertir un mensaje publicitario y “cagarla”.

Quizás muchos de vosotros ya hayáis visto esta campaña lanzada hace unos meses en algunos pueblos de la ciudad de Valencia.

Este muppi en concreto lo encontré en Riba-Roja, el pueblo colindante al mío, y el impacto fue tal que tuve que hacerle una foto y ahora compartirlo con vosotros.

La campaña pretende concienciar a los ciudadanos de la importancia de recoger los excrementos de sus caninos. Un mensaje que viene siendo muy habitual desde hace algún tiempo debido a que las aceras municipales se convierten en auténticos campos de minas.

Apoyo totalmente este tipo de iniciativas, pero ¿es necesario comunicarlo así de mal? Es en este punto donde a mi me tocan la fibra publicitaria y por que no decirlo, los coj***nes y las cosquillas. Los coj***nes porque me indigna ver como pretenden convencernos copiando de esta manera tan torpe el gran mensaje “No lo abandones. Él no lo haría” creado en los años 80 por la Asociación N.A.M.A. Y las cosquillas porque me parto viendo la “cutrez” del anuncio.

Después de analizar el eslogan, que no tiene más que la torpe copia del mensaje original antes mencionado. Pasaré a analizar los elementos icónicos del anuncio.

Sin rodeos, ¿el perro qué aparece es Pancho, no? Si no es así, no puedo imaginarme a ningún otro perro recogiendo el “mojón” que deja su dueño en mitad de la calle. Una imagen que pasará a la historia.

Por otra parte, la posición del hombre, muy similar al típico “caganer” de los belenes, me parece ridícula. Añadir también que la posición de las manos del hombre apretando con fuerza  sus rodillas me hace pensar que no se trata de una defecación normal, sino que sufre de indigestión. Vamos que está estreñido (aunque esto ya es algo que quizás sólo piense yo debido a lo anonado que me dejó el pintoresco mensaje).

Para rematar, al conjunto de ridículos componentes icónicos, tenemos que sumarle el punctum de la imagen, lo que realmente deja huella en nuestras mentes y en nuestra memoria, el “mojón”. Esa defecación entre el hombre y el perro…¡Qué diseño, que meticulosidad en sus trazos, y qué grande esas líneas representando el calor de un bollo recién hecho! ¡Lamentable y descojonante a la vez!

Lo peor de todo esto es que hay gente trabajando en campañas como esta, y yo aquí estoy descojonándome de ellos, pero estoy seguro que ellos estarán descojonandose aún más de mi porque estoy en casa parado y comentando un “mojón de anuncio”

Después de esto sólo me queda decir, ¡ iros a cagar ¡

Las pymes y como desaprovechar la oportunidad de diferenciarse.

Hace unos meses estuve trabajando para Yelp (este es mi perfil). Para quien no conozca Yelp, decir que es un  portal web que tiene como objetivo recopilar opiniones de todos los servicios y lugares de interés de las principales ciudades del mundo para después facilitar a los consumidores la búsqueda de servicios y lugares que no pueden perderse en ciudades que desconocen.

Durante esta etapa de mi vida me pasaba las horas, los dias y las semanas recorriendo mi ciudad, Valencia, para realizar reseñas y fotografias sobre los diferentes servicios que iba probando. Esto derivó en una obsesión por los rótulos de todas las tiendas que veía y que me llevará alguna sorpresa como la siguiente:

Leer más…

Navegador de artículos